Giovanni Quessep

Poeta y ensayista colombiano, nació en San Onofre, Sucre, en 1939. Ha sido colaborador de prestigiosas revistas y es considerado como uno de los poetas capitales de la segunda mitad del siglo en Colombia. Estudió Filosofía y letras en la Universidad Javeriana de Bogotá, y en Italia se especializó en poesía del Renacimiento y Lectura Dantis. Desde 1992, es Doctor Honoris Causa en Filosofía y letras de la Universidad del Cauca, de la cual es profesor de Literatura.
De su amplia obra poética se citan las siguientes publicaciones: «Después del paraíso» 1961; «El ser no es una fábula» 1968; «Duración y leyenda» 1972; «Canto del extranjero» 1976;  «Madrigales de vida y muerte» 1978;  «Muerte de Merlín» 1985 y «Antología poética» 1993. «Brasa Lunar» (2004) Obtuvo el Premio Nacional de Poesía José Asunción Silva 2004.

 

PODCAST DE POEMAS DE GIOVANNI QUESSEP 

 

POEMAS 

Por ínsulas extrañas

 

Tuve todo en mi casa,

el cielo y la raíz, la rama oculta

que hace las estaciones

y el vuelo de los pájaros. No había

 

nada que no viniera hasta mis manos;

pero yo nada quise, y me fui lejos

por caminos, por ínsulas extrañas

en busca de los ojos

 

del tigre y el rumor

de una fuente

que no era de mi mundo.

En el atardecer lo dejé todo

 

por una sombra y un alcázar, y hoy,

perdido en un amargo

laberinto de hojas,

veo las nubes que se van, la vida.

 

Alguien se salva por escuchar al ruiseñor

 

Digamos que una tarde

El ruiseñor cantó

Sobre esta piedra

Porque al tocarla

El tiempo no nos hiere

No todo es tuyo olvido

Algo nos queda

Entre las ruinas pienso

Que nunca será polvo

Quien vio su vuelo

O quien escuchó su canto

 

Tejido

Si tuviese tus ojos, hilandera,
podría ver lo que jamás he visto:
hilos de plata, hilos de oro, hilos de seda
moviéndose en mis manos
para tejer las cuatro estaciones,
especialmente la primavera
o el otoño que todo lo acaba;
vería el agua correr por la madeja
y torres en el fondo de las barcas,
o miraría en la rueca
las bellas formas que ya son hilo
en que siempre la muerte nos espera,
el hilo de plata, el hilo de oro, el hilo de seda.

A %d blogueros les gusta esto: