Guillermo Molina Morales

(Zaragoza – España, 1983) Sus principales obras publicadas son Estado de emergencia (Hiperión, 2013) y Epilírica (Hiperión, 2008) con los que ganó, respectivamente, el IX Premio internacional de poesía “Claudio Rodríguez” y el XI Premio internacional de poesía joven “Antonio Carvajal”. Invitado especial y colaborador del FIPB y de las Jornadas Universitarias de Poesía. Trabaja actualmente como docente e investigador en varias universidades de la ciudad.

 

 

Todos al suelo!

 

Esto es un poema!

 

Y esto es una pipa y esto una pepita y esto una sandía

Y esto Macedonia y la guerra y esto son las ganas

De amar a los banqueros

 

(Los banqueros son unos señores muy malos

Pero son humanos al fin y al cabo

Te comerán)

 

También podemos morder con furia una almohada

O morirnos a gritos siguiendo un elefante

O podemos darles con un canto

En sus dientes de princesa

 

Lo digo porque a lo mejor vienen luego y te dicen

Esto es una hipoteca

El mundo es una suma de factores

 

(Los banqueros van al cielo en Business Class)

 

Lo digo porque a lo mejor vienen luego y te dicen

Esto es una democracia

El menos malo de los mundos posibles

 

(Los banqueros ven la tierra desde Google Earth)

 

Porque a lo mejor sucede

Que podemos cambiar el mundo

Que somos tantos que al final podemos cambiar el mundo

 

Y esto es lo imposible y esto no es y oh la la

Y oh my god y esto es el coco

Y duérmete ya

 

Una democracia es una democracia es una democracia es

 

 

 

 

 

Todos nosotros

 

Ya no recuerdo lo que éramos antes de ser olvidados

Posiblemente nos lo van a decir mañana

La ciencia avanza a pasos de gigante

Posiblemente nos harán más jóvenes mañana

 

Mañana es un buen día para seguir esperando

Posiblemente nos queda todavía mucho tiempo

Y en mucho tiempo es posible que descubran

Qué es lo que seremos después de mañana

 

Posiblemente ya no se acuerdan de que existimos

Nos hicieron muy pequeños para mañana

Por la mañana iremos a buscar un empleo

Es posible que no existamos mañana

 

De Estado de emergencia (2013)

 

 

 

 

Capital

 

Suena la lluvia o las gotas de la lluvia

Que amansan o que golpean la ciudad de Bogotá. Rebrotan

Los vendedores de paraguas, los compradores, los paraguas. Los tejados

Son los primeros en desarrollar escamas con su arcilla. Hay montañas

Que envidian o que dibujan el único rascacielos de la ciudad.

 

Suenan las gotas de la lluvia como monedas arrojadas con rabia. Si la rabia

Crece, crea silencios o estrellas entre las tejas. Nos gusta creerlas

O recrearlos, comprar chubasqueros con sus logos, zapatillas. En los charcos

Hay peces de colores o que nadan. Bogotá es una urbe

Con más de ocho millones de personas vivas.

 

El sonido de la lluvia es para todos por igual.

 

 

 

(Inédito)

 

 

Utopía

 

Todos los perfumes a mitad de precio, los dulces y el ron de

Habana (puerta 25), Miami (26), Shangay (32B). Las muñecas rusas,

Las máscaras de Senegal, el perfume de Habana: 3 x 1. Última llamada.

No se realizarán llamadas de embarque. El destino nos aquieta:

Todos los pasajes nombran su destino. Los tótems de Australia,

Los elefantes de la India, las hamburguesas del McDonald´s. Solo

Necesitamos creer en un destino, que nos contenga: dormir en aeropuertos.

Todos nosotros somos parte: más cerca del cielo. Las flamencas de Sevilla,

Las geishas de Kioto, las muñecas rusas. Somos recuerdos.

Una foto de despedida: una fotografía.

Feliz viaje para todos.

 

(Inédito)

 

A %d blogueros les gusta esto: