Luis Alfonso Otálora Bonilla

Selección de poemas del Libro Pasos
Lanzamiento en 2019 en el marco del 27 FIPB

 


Poemas

 

NOMBRES

 

Cada cosa que llega a nuestros ojos tiene un nombre

y un nombre todo lo que en la mente se dibuja.

¿Y tú, qué objeto nombras tú

tan pequeña palabra Poesía?

¿Cuántos abismos hay cuando dices abismo?

¿Se aglomeran allí universos y uno

vientos, asombro, lágrima, sortilegio, conjuro?

 

LISTA DE MERCADO

 

Un poco de caléndula

para desinflamar malos recuerdos.

Imaginación y paciencia

para sazonar carnes maduras.

La franca risa de una mujer que pasa.

La congelaré en la nevera,

algún día quizás la necesite.

Cebolla larga y un poco de azafrán

para el arroz de la añoranza.

Un aire renovado para los pulmones carcomidos

por el óxido de los suspiros.

Sentencias amargas, embelecos y algunos improperios

-no tan fuertes-:

serán servidos a los invitados de este sábado.

Unas onzas de silencio. Y si no las encuentro

un puñado del habla de los arroyos claros.

Un nuevo corazón.

Si pudiera encontrar aunque fuera una pizca de poesía…

 

 

RELOJ DE ARENA 2

 

Cada minuto de mi vida

pasando veloz por la delgada cintura del instante.

Pero los minutos efímeros no hacen montículos de materia

como lo hace la arena en este gracioso reloj.

O tal vez sí, un pequeño túmulo de tierra negra

que el agua y el viento pacientes desharán.

 

 

RELOJ DE ARENA 3

 

Descansa ocioso y mudo en una mesa

el otro, sin piedad, no se detiene.

 

RELOJ DE ARENA 4

¡Cómo va quedando vacío de días el futuro

y cómo se acumulan los recuerdos!

 

RELOJ DE ARENA 5

¡Qué afán tienen los días de ser pasado!

 

El día 26 de septiembre de 2016, ya cayendo la tarde, se firmaba por fin la Paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC en la ciudad de Cartagena de Indias. Cuando llegué a la gran Plaza de Bolívar en Bogotá estaba completamente llena de gente que miraba en grandes pantallas la transmisión del acto, muchos con cartelitos que decían SÍ SE PUDO. Estábamos alegres y optimistas. En medio de los abrazos y hasta lágrimas cuando se firmó el documento, recogí uno de esos pequeños carteles y en medio de la multitud escribí este poema de esperanzas. La paz ha tenido tropiezos pero tenemos la confianza de que salga adelante.

26 DE SEPTIEMBRE DE 2016

…la necesito para soñar hasta con lo imposible en medio de una

paz probable.

  1. A.

Aún estaba niño

cuando se me vino el mundo encima.

Entonces escondí la fantasía

en el patio trasero

con la raíz profunda del naranjo

entre los frágiles tallos de las dalias

en la tierra callada.

Hoy ya el patio no está

y los días se han ido como caballos locos

como caballos locos los sucesos

pero he de buscarla

por los resquicios de la imaginación

junto a la poesía

en medio de los sueños.

 

A LA MUERTE DE UN POETA

Un buen poeta muere

y es un poema triste su silencio

una ausencia de viento

una tarde sin pájaros.

 

Voy a reescribirme en esta tarde mansa

y seré la tarde.

Voy a nombrarme en el fruto que cae

y seré la tierra.

Voy  a llamarme en un traslúcido retoño

y seré el brote que apilará recuerdos.

Voy a dibujarme en sinuosas montañas

y seré el cerro oscuro que se muere en la noche.

Caminaré desnudo los senderos agrestes

me llamaré silbido o rumor de hojas

me tenderé en el barro del invierno

y volveré a ser barro.

Me llamaré fuego

y seré las cenizas del incendio.

 

En una ilustración vi un pájaro en la cabeza de un hombre.

La imaginación, pensé.

No. Esta imagen es muy usual.

La imaginación es un pájaro que vuela

y sólo a veces se posa en mi coronilla.

O es un pájaro que llora lejos

y no lo alcanzan mis palabras.

O uno que se pierde en un laberinto de mundos.

La imaginación es un pájaro que me espera

pero yo no llego, cargado, pesado

con mi vida como estoy

y con tantas razones.

 

 

 

2.

Y surgen entonces algunas preguntas:

Qué caminos ha debido recorrer la materia

para llegar a bacteria y la bacteria a humano

cuántas trochas y desvíos

cuanto atajo y paciencia

para que el polvo sideral llegara a carne

y la carne a palabra

qué alquimias portentosas hicieron de la materia sexo

y del sexo amor y del amor olvido

qué fue necesario funestamente necesario

para la sangre y para que la sangre se volviera

contra la misma sangre

como el odio y la idea fija del asesino.

Qué torvos pasos estará recorriendo con nosotros

en este preciso instante

a dónde nos llevará.

 

—————————–

A %d blogueros les gusta esto: