Tamym Maulen

(Santiago – Chile, 1985).  Licenciado en Filosofía de la Universidad de Chile. Cursó estudios de Letras en la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Ha publicado los libros de poesía PAF (Buenos Aires, 2011); SHHHH (Asunción, 2010); Chiqui chiqui chá, (Santiago, 2018). En 2005 obtiene el Premio Nueva Poesía, Santiago de Chile. En 2006 recibe la Beca de Excelencia Académica Universidad de Chile, la Beca para la Creación Literaria de la Fundación Pablo Neruda, el Premio Nacional de Poesía Eduardo Anguita. En 2007 obtiene el Primer Premio Nacional de poesía joven Animita Cartonera (al que renuncia), el Primer Premio Municipal de Literatura de Santiago de Chile Gabriela Mistral, y el Premio de Ensayos en Humanidades Contemporáneas El Mercurio-Universidad Diego Portales, con Ensayo para escribir, publicado en 2008 por Ediciones UDP, Santiago de Chile. En 2008 obtiene el Primer Premio de Poesía Rodolfo Walsh, Universidad de Buenos Aires, Argentina. En 2009 recibe la Beca de Creación Literaria del Gobierno de Chile. Ha participado en diversos talleres, festivales y encuentros, y dictado clases y conferencias en: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Paraguay, Uruguay, Venezuela, España y Estados Unidos. Entre esas conferencias, aborda la poesía chilena, destacanda a autores como Gabriela Mistral y Nicanor Parra. Creador y Director del LEA: Laboratorio de Escritura de las Américas, proyecto internacional de escritura colectiva, desarrollado en varias ciudades de Latinoamérica.  Editor y creador del sello editorial PorNos (www.leapornos.com). Actualmente, es Director de Cultura de la Fundación Pablo Neruda en Chile, coordinador de sus talleres de escritura y Editor General de sus publicaciones.

 

 

 

Si te hablo ahora

 

Si te hablo ahora es porque no estoy solo.

Porque vivir es orinar en un árbol

de noche, después de una fiesta imperfecta

donde la chica te dijo que no pero tu amigo

“vamos a casa que algo de vino hay por ahí”

Dice meando a tu lado, partiendo en 2 la soledad.

Quedarse nuevo en una calle antigua.

Si te hablo ahora es porque puedo verte.

Las letras O son mis ojos conversándote.

Estoy solo y sin embargo aquí estás tú

que haces de este libro más que cartón

más que palabras drogadas arriba del papel

que das muerte a la palabra vida

que mojas completa la palabra desierto.

Somos 2 y sin embargo algo ocurre

Ahora, en este instante, cuando somos 1:

 

 -Porque acá no hay palabras

 Acá no hay 3 líneas

 Acá estamos juntos

 

 

 

 

El gran aprendizaje…

 

 

El gran aprendizaje de la vida

Consiste en saber que no eres distinto

No vales menos que un abrazo

Ni más que un plato frío de lentejas

NO ERES DIFERENTE

Todos somos la misma mierda

Ergo, no hay que creerse cuentos

El niño es el padre del hombre

Ver la vida como lo que es:

Un par de trastos sucios arriba

del mantel floreado y plástico

que tú decides si limpias o no.

 

 

 

XIII

 

De niño quise todas las cosas para mí

Muac, los besos, el cariño, las armas, los regalos

La vida era un condón muy grueso que se inflaba

se inflaba y se inflaba sin reventarse jamás

Crecí viejo, crecí lleno de condones

crecí muerto, pero aprendí a resucitar

Salí de los escombros de los golpes

huí de las mugrientas manos blancas de la comodidad

y me dije: “Nada de todo lo que tengo es mío

soy libre, no quiero ni poseo, soy feliz

o triste, y poco importa eso cuando crash

puedo romper el irrompible condón que la vida

nos pone sobre el rostro, un condón blanco

limpio, sin rastros de impurezas, antiséptico

sin contagio, sin hijos, sin la más mínima

oportunidad de tocar la vida de la gente”

Entonces reviví. Comencé a tocar la vida de la gente

Me contagié de la pobreza, me hice inmune

a los golpes, a la codicia, al egoísmo

pude romper el sucio condón del egoísmo

sacarme al fin el asqueroso condón del egoísmo

tomar la pintura oscura de mi semen y manchar de negro

las mugrientas manos blancas de la mezquindad.

 

Resucité.

 

 

 

 

*

Porque somos capaces de crear algo nuevo

una istoria distinta, deforme, sucia

una istoria sin ache, con leche, mal hecha

así, un error nuestro pero nuestro

de nadie más, una istoria perfecta

y que aborrezcan nuestros hijos.

Porque somos capaces de cambiar

el ayer, el pasado es ayer y el mañana

lo tenemos en las manos, las mismas

con que nos tocamos día a día, hermano

mañana empezamos a ser nosotros

papá, mañana la istoria será nuestra

hijo, mañana seremos la istoria sin ache

seremos por fin nosotros mismos

Mañana mañana mañana mañana

 

—Pero hoy /aquí /ahora

¿Qué mierda somos?

 

 

*

Me hubiese gustado ser otra cosa, papá

Si me pegaste fue porque me porté mal

Porque dije a mi madre la soledad

es lo más asqueroso del mundo

Me dijiste sí, la vida es bella

pero tarde o temprano tiene que morir

Tenías razón: ya casi nada vale cien pesos

Después de equivocarnos lo más sincero

sería equivocarnos más. Hola

Me hubiese gustado ser otra cosa, papá:

Tu hijo, por ejemplo.

 

De PAF (2008)

 

A %d blogueros les gusta esto: